Wynwood walls, Miami

¡Hola!

Estoy a punto de escribirles este post y me puse a pensar en que los últimos artículos han sido o desde un avión, o desde el destino al que viajé; en esta ocasión los saludo desde Miami y el hermoso sunshine state de la Florida. Es mi primera vez en este lugar y la verdad, se está robando mi corazón. 


Llegué el 17 de Mayo a eso de la 1 de la tarde, era un día precioso, digno de esta zona del país, y estaba emocionada (obviamente) no sólo por llegar a un nuevo destino, sino por pisar el suelo de un lugar donde muchos años soñé venir, y sobre todo los últimos 10 meses en los que por motivos personales, anhelaba poder visitar. 


Finalmente salí de migración, ¡uffff! la fila más larga que hasta ahora he hecho en un aeropuerto; estaba nerviosa, ansiosa, llena de ilusión, también un poco confundida, pues no tenía ni idea hacía donde salir (jajajaja), pero como siempre, los estadounidenses tienen todo MUY bien pensado y habían señalizaciones por todo lado, creo que era más mi culpa que la de nadie más.

Salí del aeropuerto y extrañamente no sentí mucha emoción, por años pensé que iba a sentir una alegría indescriptible, pero no, de hecho, sentí como si viniera cada mes a Miami, lo sentí familiar. Empecé a ver sus grandes autopistas, sus letreros en inglés, su vegetación a los lados de las carreteras, ese cielo bonito que sí sentí diferente, los cientos de carros a mil por mi ventana, los diversos acentos de las personas, la emisora en el carro como si fuese mi lista de spotify o deezer, en fin, ¡lo empecé a disfrutar!

Y aquí estoy, es mi octavo día en esta ciudad, y aunque siento que me faltan un millón de cosas por conocer, me voy empezando a enamorar de las calles que veo a diario en el camino a mi casa, de lo poco que he conocido, del clima, de los meseros que me atienden siempre con una sonrisa, de la locutora que escucho día a día mientras cruzo las autopistas pensando en lo maravilloso que es soñar y ver tus sueños en vivo y en directo.


Pero bueno, ya basta del “story time” que por primera vez les acabo de hacer en mi blog, y vamos a hacerle mérito al título. He ido creo que tres veces a Wynwood, una zona que en 1950 era llamada “little San Juan”, pues estaba poblada en su mayoría por la comunidad boricua.


Con el pasar de los años, la comunidad de puertorriqueños se fue reduciendo, pues empezaron a llegar personas de diferentes tipos de nacionalidades al sector. 

Actualmente Wynwood es un centro crucial de oficinas, bodegas, condominios y claro está, de galerías de arte y bares/restaurantes donde es un must ir si de visitar Miami se trata. 


Hoy 25 de Mayo recorrí por primera vez el Wynwood Walls y quedé fascinada, el arte que hay en su espacio es tan emocionante, que yo que no soy conocedora del tema a profundidad, me sentí con ganas de aprender más para así valorar como se debe lo que mis ojos vieron hoy. De verdad es un lugar increíble. 


Ni hablar del sector en general donde cada pedazo de cemento y cada esquina es una expresión de arte, es un viaje recorrer sus calles. Podría decir que si de street style se trata, este es el nuevo Hollywood Boulevard o también conocido como Paseo de la fama de Hollywood. ¡En cada lugar quieres una foto!




Sin más, gracias por leer este post, tengo mucho más por contarles y muchas fotos que mostrarles, pero próximamente lo haré en nuevos artículos. 

Enjoy! 





Anuncios

3 comentarios sobre “Wynwood walls, Miami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s