Tips para ir de viaje 

¡Hola!

El último año ha sido para mí el año de los viajes, obviamente no son tantos como quisiera, pero sí los suficientes para tener un conocimiento previo a la hora de hacer uno más, y es por ello que quiero escribirles los tips que he aprendido cometiendo muchos errores, teniendo exceso de equipaje, llevando cosas innecesarias a mis destinos o dejando varias importantes.

Recuerdo cuando llegué a Panamá hace exactamente tres años. Viajé con un carry on porque compré un pasaje en promoción que sólo permitía ese tipo de equipaje; imagínense irse a vivir a un nuevo país resumiendo la vida en un equipaje de mano. Todavía no me cabe en la cabeza cómo lo hice, pero creo que me motivaba el hecho de pensar en que podría comprar muchas cosas nuevas.

También me acuerdo que en uno de los primeros viajes que hice a Colombia desde Panamá, llevé dos maletas: una llena de ropa, y otra con diesciséis pares de zapatos. ¡Qué exageración! ni siquiera los usé todos y por el contrario, compré dos pares más en mi país. Eso sí que fue un error, pero creo que gracias a ello aprendí a llevar lo necesario y una que otra cosa extra para alguna novedad.

Como ven hay dos polos totalmente opuestos empezando este artículo que me permitieron hacer mejor mis maletas aunque todavía siga cometiendo algunos errores, creo que como en la vida: nunca somos totalmente perfectos. De todas maneras, espero viaje tras viaje aprender mucho más y si no, reírme cuando me toque hacerme al lado del counter a desempacar o perder un vuelo. ¡Espero que eso no suceda!

Llegar con suficiente tiempo al aeropuerto es lo mejor que puedes hacer. En mi caso soy mega puntual y llego entre dos y tres horas antes dependiendo de si el vuelo es nacional o internacional. Gracias a eso pueden incluso reacomodarte en un vuelo que salga más temprano, a mí me pasó y me sirvió muchísimo; también puedes disfrutar de algún café dentro del aeropuerto o incluso hacer amistades y compras mientras llega la hora de embarque.

En tu cartera lleva a la mano el pasaporte, billetera, un lápicero por si debes llenar formularios de ingreso a los países, tus lentes, cargador del celular, algún snack como galletas o barras de granola que siempre son una buena opción cuando el hambre toca la puerta. También lleva un sweater o chaqueta a la mano porque los aeropuertos suelen ser muy fríos o para cobijarte si quieres dormir un rato.

Algo que aprendí y me ha parecido muy útil es llevar una botella vacía en mi artículo personal, para luego de pasar los controles de seguridad, llenarla de agua y así ahorrarme lo que cuesta una, pues en los aeropuertos todo vale el triple de lo normal, y no sé por qué el agua siempre es una de las opciones más costosas.

Es importante que siempre recuerdes NO llevar líquidos, geles o aerosoles en tu equipaje de mano para no perderlos en el control de seguridad. A veces a último minuto nos acordamos de algo de uso personal y solemos guardarlo en este equipaje y por supuesto no nos lo dejan pasar. Esto también aplica para objetos cortopunzantes.

Para eso puedes tener preparado un kit de aseo especial para viaje con envases de menos de 100 ml que es lo permitido y así llevarlos a la mano en caso de necesitarlos, o por si las maletas de bodega no llegan a tiempo tu tengas lo básico para asearte al llegar a tu destino.

Yo en ese kit siempre llevo unos esmaltes diminutos perfectos para este tipo de situaciones por si se me daña alguna uña o necesito tener el manicure impecable al llegar. Al igual que una lima por si al bajar las maletas se me parte alguna uña. Siempre hay tiempo para hacerlo durante el trayecto y en caso de urgencia créeme que te sacan de apuros.

Otra cosa que suelo llevar a mis viajes es una revista o un libro, en ocasiones ambos, me encanta leer durante el recorrido y mirar por la ventana, es mi plan favorito. Aprovecho que el celular está off y me dedico a tener un tiempo agradable mientras me entretengo. He incluso terminado libros que había dejado para después durante un vuelo.

En muchos momentos cuando el avión empieza a descender, la presión hace que me duelan muchísimo los oídos, no sabía como controlarlo o evitarlo al principio, hasta que en los mismos aviones escuchando a la gente aprendí dos opciones.

La primera es que cuando te duelan, abres la boca como si fueras a bostezar y así el aire sale y te sientes mejor, y la segunda, masticando chicle durante el vuelo para evitarlo completamente. Ambas me han servido, pero desde eso, nunca viajo sin chicles, además te permiten tener buen aliento si es que no puedes pararte al baño a lavarte los dientes.

Otra cosa que suelo hacer es el web check in para agilizar al momento de presentarme en la ventanilla para identificarme. Además así elijo mi número de asiento mucho antes y agrego mi número de viajero frecuente en la información. Me envío los pasabordos a mi correo y además los adiciono a mi wallet del iphone para tener opciones al momento de abordar o por si pierdo los físicos. Algo que hago hace años es reciclar los que me imprimen: los uso como separa libros.

Con respecto a lo que llevo para ponerme durante los días de estadía suelo ser muy simple. Me gusta llevar prendas que puedan ser funcionales para repetirlas con diferentes opciones o usar varias veces si lo llego a necesitar. También para ello me fijo uno o dos días antes en cómo estará el clima en la ciudad a la que voy, aunque por lo general siempre te llevas sorpresas.

A la hora de empacar la ropa me gusta hacerlo de la siguiente manera: la ropa delicada o de difícil planchado, me gusta doblarla perfectamente y ubicarla en la parte inferior del equipaje, para las T-shirts, shorts de tela, camisas y demás, lo hago en rollitos, pues de esa forma siento que hago más espacio.

 Las carteras suelo ponerlas también en el fondo para que no se maltraten, o cuando se trata de alguna que aprecio mucho, la llevo en las bolsas de tela que traen al comprarlas. Llevo siempre una grande y otras tipo clutch y manos libres para salir de fiesta o ligera mientras conozco o hago diligencias. Por lo general, cómo en la ropa, empaco las de colores neutrales.

Los zapatos desde esa vez que les conté, los disminuí, pero debo admitir que no mucho. No me culpen, es algo que no puedo evitar. Siempre pienso que puedo necesitar estos o los otros y así hago mucho peso. Trato de llevar opciones para diferentes estilos aunque eso me cueste muchas veces tener que dejarlos y que luego me los manden porque no me caben. Siempre llevo tennis, sandalias, tacones y flats, y creo que varia depende de lo que tenga planeado hacer por esos días.

Lo que puedo aconsejarte es que lleves los que más te gusten por ese momento, por lo general son los que más vas a usar y así evitas tener esa culpa que me acompaña a mí en cada viaje por no decidirme entre los unos o los otros. Los míos, como habrán visto, son los Stan Smith de Adidas porque son cómodos y puedo utilizarlos con todo. 

Algo importante es que hagas una lista con las cosas imprescindibles para tu estadía, así al momento de hacer maleta no las vas a olvidar y les darás prioridad antes de otras cosas que verdaderamente puedes omitir. La ropa interior, trajes de baño, cepillo de dientes, medicamentos y artículos de aseo personal son las cosas que más se nos suelen olvidar, así que estas son las que te aconsejo empacar primero.

Espero te sean de ayuda estos pequeños consejos y que al volver llenes la maleta de sueños cumplidos, metas alcanzadas, mucho aprendizaje, lindos recuerdos, y nuevos amigos que te hagan querer regresar.

Enjoy!
 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Tips para ir de viaje 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s