Qué hacer y qué usar en Salento

¡Hola!

Salento es un municipio del departamento del Quindío conocido no sólo por ser el más antiguo de esta región, sino por albergar nuestro árbol nacional: “La palma de cera”. Además de esto, este pueblo es famoso por su clima frío y lugares increíbles para todo tipo de actividades que mezclan un ambiente rural y una mágica aventura por la cultura cafetera y campesina.

Es necesario que sepas que en Salento puedes hacerlo todo, pero en este post te contaré en base a mi experiencia, las mejores cosas que puedes disfrutar en tu paso por “el padre del Quindío”.

Llegar aquí de por sí ya es toda una vivencia, el paisaje que destaca lo mejor de las montañas, neblina, pinos, palmas, olor a campo y un sin fin de coloridas casas es para mí una belleza. Caminar sus calles es algo simple pero singular que sin duda, debes hacer. En este recorrido verás lo mejor de la artesanía local, hostales, bares, restaurantes, puestos ambulantes, caballos, tinto, y música en cada local que hace que te sientas en una variedad de circunstancias.

Debes hacer un típico paseo a caballo, estos los encontrarás sin necesidad de buscarlos, pues es común que mientras caminas una persona se acerque a ofrecerlo. Por lo general, son excursiones cortas entre las montañas que duran treinta minutos o una hora, y que suelen costar entre $15.000 pesos colombianos hasta $30.000, es decir, un aproximado de 5 a 10 dólares por persona.

Comer trucha es un must en Salento, pues suelen tener una preparación típica que la hace deliciosa y la encuentras en la mayoría de restaurantes. También es un clásico de este lugar tomar la famosa aguapanela con queso, pues el frío lo hace necesario y extremadamente rico; si eres extranjero sin duda disfrutarás de esta combinación, pues algunos la encuentran diferente e incluso exótica.

El café es imperdible cuando estas en Colombia, pero sobre todo en esta parte del país es casi un delito no tomarse una taza, pues además es local, selecto y de excelente calidad. Para ello existen una cantidad de lugares donde disfrutar uno, pero debes ir a Kafé del Alma, una esquina espectacular donde tienen todo tipo de café y además variedad de bebidas que puedes disfrutar acompañado la mayoría del tiempo por música en vivo y una atención bárbara. Además, tienen a la venta productos orgánicos y de elaboración nacional.

Justo al frente de este café, encontrarás unas escaleras que te llevan directo a un verdadero cielo. Un mirador donde puedes divisar lo lindo de la naturaleza quindiana y que hará que tu paso por este municipio sea todo un recuerdo. Una vez subes, tienes todo un espacio verde para sentarte a pensar, a meditar, a contemplar, a comer algo e incluso, hay un pequeño sector con algunos juegos para los niños.

Si de estadía se trata, en Salento tienes varias opciones. Por ejemplo, si quieres permanecer dentro del pueblo, la mejor opción es un hostel, pues además de económico, es un ambiente tranquilo y amigable que disfrutarás. Mi favorito es Eureka Hostal, una casa típica justo en la concurrida Calle Real que mezcla lo más usual de la región con un toque internacional y profundo que te hace sentir una vibra única. Claudia, su propietaria, es además una artista que te cautivará con sus anécdotas y si tienes suerte a lo mejor te enseñe algo de su fotografía o escritura.

También puedes acampar en varios puntos de las afueras del municipio, es un contacto con la naturaleza que de verdad te va a permitir disfrutar Salento de una manera diferente. Asegúrate de estar bien abrigado y dotado con lo básico para que tengas una noche cómoda e inolvidable. El cielo es tan estrellado y el olor a tierra es tan delicioso, que si te gusta el camping, hacerlo en esta parte del mundo te va a encantar.

El parque principal de los pueblos es el centro de todo y el de Salento no es la excepción; el contraste de la arquitectura y las antiguas casas de bahareque se mezclan con la gastronomía, el ruido de la música, las campanadas de la iglesia, los jeeps y la cantidad de gente disfrutando de su recorrido. Te maravillas con cada esquina.

Debes tomar una cerveza o un aguardiente en una fonda de la plazoleta, pues es interesante escuchar ciertas conversaciones entre los residentes o incluso observar a todos los turistas quienes andan como tú intrigado y extasiado por lo diferente. Así lleves varias visitas a Salento, siempre encontrarás una energía especial en cada ida.

Con respecto a qué usar en este viaje, te recomiendo busques colores neutros y ropa abrigada, pues aunque en la tarde puedas estar sin cubrirte mucho, en la noche es necesario usar algo que te de calor. Mi consejo de los colores básicos es para que puedas adquirir alguna prenda local como guantes, bufandas o gorritos para el frío que suelen ser de colores brillantes y el contraste es muy bonito. Zapatos cómodos para que las caminatas sean toleradas y además para qué estés preparado por si te animas a hacer algo extremo.

Algo que debo mencionar en este post y que considero digno de ejemplo, es la solidaridad de los habitantes de Salento con los perros callejeros, tienen lugares que son amigables para ellos y ponen agua o comida para que lo disfruten. Mi amiga Manuela me contó que entre ellos hacen donaciones de propinas de los establecimientos o voluntarias para alimentarlos y cuidarlos. Es que la gente de este lugar es especial.

 

Debo agradecer especialmente a Manu y Lady, mis amigas que hicieron de fotógrafas, relacionistas públicas y excelente compañía para que en esta visita la pasara genial.

 

 

Enjoy!

 

Un comentario sobre “Qué hacer y qué usar en Salento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s