¡Enamorándome del Perú!

¡Hola!

En las últimas semanas mi vida ha dado uno de esos giros que ya no me sorprende y que por el contrario, me encanta. Dentro de ese contexto está mi viaje a Lima, una ciudad que me hizo entender que muchas veces a lo que le dices no, puede ser un gran sí cuando decides darle la oportunidad.

En menos de dos semanas hice dos viajes al Perú; uno para conocer, observar, mirar si me gustaba y otro, para decidir pasar acá unos meses. Debo admitir que desde que llegué la ciudad me cautivó.

Nunca había estado en un lugar donde los pájaros cantaran tanto, de verdad, llama la atención que todo el día y a toda hora los escuches. A mi me fascina la naturaleza, por lo cuál esto lo disfruto muchísimo y hasta voy por los parques poniéndole nombre a las palomas o golondrinas.

La gastronomía peruana es famosa, y aunque ir a restaurantes con esta sazón en mi país o en otros ha sido una experiencia acertada, nada se compara con probar la comida hecha aquí mismo. Les juro que hasta los “bollitos de maíz” del supermercado son deliciosos.

Con respecto a las personas puedo decir que me he sentido como en casa; algo que he notado y me ha marcado positivamente, ha sido el hecho de que cuando agradeces por algo como al bajarte del Uber, pagar la cena, o lo que sea, te responden con algo de pena: -“gracias a usted”, como si agradecerles fuese innecesario. ¡Eso me encantó! pues habla muy bien de la humildad y sencillez de los peruanos.

El clima es un plus para mí ya que los últimos años estuve viviendo en ciudades donde es verano todo el tiempo, y aunque me gusta, soy una chica de bufandas, chaquetas y botas. Amo el frío y a pesar de que no se compara con los inviernos de muchos grados bajo cero de otros lugares,  los 15 o 17 grados que suele tener Lima, son lo que necesito para estar feliz.

He recorrido lugares como Barranco, Miraflores, San Isidro, El Bosque el Olivar; Museos fabulosos como el Museo Pedro de Osma, el cual alberga una colección increíble de arte virreinal, piezas de platería, muchísima religión y por supuesto historia INCA. También estuve en  MATE, el museo de Mario Testino el cual expone fotografía icónica de la moda y el mundo del espectáculo. Lo encontré por casualidad mientras caminaba y al verlo, fue una de las mejores experiencias que he tenido el último año.

Aunque sé que me falta conocer más de este hermoso país, quería empezar a compartirles mi vivencia aquí y decirles que si tienen la oportunidad de venir al Perú, lo hagan. Me muero por ir a otras ciudades y empaparme de la historia, cultura y por supuesto moda Peruana para así, tenerlos al tanto de mi paso por el oeste de América del Sur.

 

Enjoy!

Anuncios

2 comentarios sobre “¡Enamorándome del Perú!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s