Mi viaje a Philly

¡Hola!

Durante toda mi vida estuve familiarizada con Philadelphia, la quinta ciudad más grande de los Estados Unidos y la cual conserva mucho de la historia de la fundación de este país. Philly, como coloquialmente es conocida ha sido el lugar de residencia de varios miembros de mi familia, por lo cual, siempre quise ir a conocer su espacio y cultura.

La primera vez que estuve ahí fue en verano del 2017 y aunque mi visita fue de solo unos días, pude recorrer varios sitios importantes e interesantes. Por ejemplo, vi frente a mis ojos la famosa campana que se tocó para declarar la independencia de Estados Unidos; también presencié la tumba de Benjamin Franklin.

Este año mi estadía fue mucho más larga, pues me quedé tres meses disfrutando de cada experiencia que vivía en este lugar del mundo; por supuesto, al tener tiempo disponible pude conocer varios sitios que me encantaron y dejaron un lindo recuerdo en mi. Hay que tener en cuenta que al contar con familia y amigos en una ciudad es mucho más fácil saber a donde ir o qué debes conocer, y ese fue mi caso.

Durante todos esos meses estuve en bares, discotecas, restaurantes y demás establecimientos de entretenimiento, como también en los lugares típicos y hasta espontáneos que encontraba por coincidencia caminando por ahí. Creo que sin demeritar los eventos a los que asistí planeadamente las mejores experiencias surgieron de lo que se daba justo en el momento.

La mejor parte de todo es que tuve la fortuna de conocer la ciudad en tres diferentes estaciones, pues al llegar en verano y luego ver todo cubierto de invierno tuve una percepción diferente, al igual que en las últimas semanas pude sentir la primavera y también es otra vibra. Como dato, en Philly conocí la nieve y fue épico.

Algunos de mis lugares favoritos fueron King Of Prussia Mall para compras, el restaurante Fogo de Chao, el Logan Square donde hay una fuente divina, el famoso parque del amor que era un must para mi viaje, el City Hall del cual amo su arquitectura, Penn´s Landing sobre el río Delaware que tiene una vista preciosa y además mucha historia acerca de la ciudad.

También hubo varios lugares que se volvieron mis preferidos como por ejemplo, el salón de belleza donde me hacía las uñas, Krystal Nails,  donde me atendieron de maravilla y además me dieron el mejor masaje de pies de la vida. Así mismo Buffalo Exchange, una tienda de segunda mano donde se pueden encontrar artículos en excelente estado e incluso ropa y accesorios vintage de diseñador.

Obviamente estuve en South Street probando el clásico Philly Cheesesteak en un lugar llamado Jim´s que me pareció súper cool, pues mientras haces la fila para ordenar tu comida puedes darle un vistazo a la cantidad de artículos de periódicos donde han sido nombrados, celebridades que han estado ahí mismo y premios que han recibido.

Tengo que destacar China Town donde ví cosas muy curiosas como una vitrina llena de Barbies que lucía un poco creepy, pero que me cautivó. También el Market East que es un mercado en pleno downtown lleno de todo, pero lo que más me gustó fue la cosecha de frutas y verduras de familias Amish de al rededor de la ciudad.

Sin duda alguna fueron tres meses disfrutados al máximo en donde compartí tiempo con mi familia y además me llené el alma con recuerdos memorables. Gracias a Dios tengo la certeza de que es un lugar al que voy a regresar.

Enjoy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s