Panamá siempre es una buena idea

¡Hola!

Panamá es por mucho, mi lugar favorito; tengo motivos muy personales y sentimentales por los cuales amo con mi alma este país, pues fue el primer lugar donde viví sola por completo, donde salí de mi zona de confort, donde me conocí y donde probé y supe de qué estoy hecha. Me mudé a los 21 años sin conocer a nadie y con quinientos dólares en el bolsillo.

Ahí conocí personas increíbles, hice muchos de los buenos amigos que conservo hasta hoy, trabajé en lo que amo, me enamoré y me desenamoré, tuve las peores crisis de ansiedad y depresión de mi vida, estuve en las mejores rumbas que alguien se pueda imaginar, me mudé todas las veces que jamás pensé que eran posibles, viví al cien por ciento experiencias mágicas que creo que debía vivir justo ahí, y no en ningún otro lugar.

Panamá es ese recordatorio de la mujer que soy, que he sido y que puede que sea. Panamá es el puente entre la Sarah jovencita y soñadora, y la Sarah que ahora se pregunta cómo fue capaz de irse de su casa a un lugar donde no conocía a nadie. Panamá  es una catarsis para mí.

Hace poco tuve que ir por trabajo a pasar dos semanas ahí, y fue una terapia que no sabía que necesitaba tan desesperadamente. Conectar con viejas amistades, reencontrarme con las que aún siguen estando presentes como si nunca me hubiese ido, salir sola a tomarme un café en Multiplaza como en el 2014, pasar por la cinta costera en hora pico y un tráfico infernal, comer shawarma, ir al Trump que ahora resulta que es un J.W Marriot, salir a bailar a todas las discotecas de Casco, escuchar bomba y plena, descubrir que hay lugares nuevos y entre ellos, un bar de Blue Moon que me hizo perder la cabeza de la emoción; entristecerme porque cerraron otros sitios que en su momento fueron mis favoritos, encontrar el Mercado del Marisco tan organizado y bonito, ir a trabajar y ver personas que estudiaron en la Universidad conmigo, ir a almorzar a la casa de una buena amiga, sentarme a tomar algo con un amigo que antes de irme me contó de una idea de negocio que tenía y hoy por hoy tiene una empresa en crecimiento, poder celebrar el cumpleaños de otro buen amigo, terminar tomando tequila con Youtubers, compartir set con el gran Roberto ¨Mano de Piedra¨ Durán y hasta disfrutar las jocosas y fastidiosas campañas presidenciales que son un insulto al ciudadano, pero que hasta eso pude gozar.

Todo eso, me hizo vibrar de nuevo el amor que tengo por ese país que considero mi casa.

Casa Casco es uno de mis lugares favoritos en Casco, y más si hay un buen grupo de amigos.

Volveré siempre, lo sé, porque en el fondo, jamás me fui.

Mi maleta divina es gracias a mi amiga Sasha de @barzdyka

 

SITIOS QUE RECOMIENDO:

Salvaje. Un rooftop divino con vista de skyline de la ciudad y en la plata baja, un restaurante con un Sushi espectácular.

Blue Moon TapHouse. Es un bar súper lindo de la cerveza que más me gusta y con variedad de sabores de la misma, ubicado en la Plaza Herrera. Como dato, a Luisito Comunica le encantó.

La Tana. Para mí es una disco más cool que tiene la ciudad en el momento. Un must meterse a la piscina de pelotas.

Beauty & The Butcher: Unas hamburguesas deliciosas y el lugar es demasiado Instagrammeable. TIENES QUE IR.

 

Un comentario sobre “Panamá siempre es una buena idea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s